Lun. Dic 5th, 2022

Para evitar el riesgo de incrementar contagios de Covid-19, no se realizarán actividades culturales ni deportivas durante los días de la feria departamental de Petén. El concejo municipal de Flores, como máxima autoridad municipal del lugar donde se desarrolla esta tradicional actividad, no ha autorizado la actividad, por lo que se consideran suspendidas todas las actividades, aunque podrían realizarse algunas de ellas, sin especificar cuales.

Según la gerente de la municipalidad, Marta Anita Ligorria, los miembros del concejo municipal han adoptado la misma decisión que el presente año, puesto que se ha planteado que debe ser importante la responsabilidad de las autoridades al tomar medidas preventivas y no poner en riesgo a la población.

El municipio de Flores, es uno de los mas afectados durante la pandemia del COVID, con un elevado número de contagios detectados y personas que han perdido la vida por esta enfermedad.

En años pasados, miles de personas han participado en los conciertos públicos con motivo de la feria de Petén.

Sin embargo, las actividades religiosas si se llevarán a cabo, pero con estrictas medidas de prevención. En la parroquia de Nuestra señora de los Remedios y San Pablo del Itzá, se informó que para evitar aglomeración de personas, se llevarán a cabo 3 misas de celebración en honor al Santo Patrono, el Cristo Negro de Petén, por lo que se le pide a los feligreses acudir los días 6 y 15 de enero y solamente se permitirá la veneración de la imagen mediante la observación a través de una pantalla transparente de protección.

Los feligreses católicos acostumbran tener contacto con la imagen del Cristo Negro, momento que aprovechan para agradecer algún milagro o pedir algún favor, por lo que anteriormente tocaban o besaban la imagen esculpida por Quirio Cataño, práctica que actualmente ya no es posible realizar por la pandemia del COVID-19.

El ingreso de los fieles que deseen observar la imagen del Cristo Negro se permitirá únicamente por un espacio de 30 minutos, al concluir cada uno de los 3 servicios religiosos que se desarrollarán los días principales de la feria, que son el 6 y el 15 de enero. Además se pedirá a los presentes que porten mascarillas en todo momento y que respeten el distanciamiento social. La iglesia católica ha sido muy clara en pedir a todos los fieles católicos que no arriesguen su vida ni su salud, por lo que ha promovido el uso de mascarillas y la vacunación.

En el inicio del 2020, la feligresía católica todavía pudo acudir a la feria departamental sin medidas de prevención, ya que todavía no se habían detectado casos de coronavirus en la región.

La oficina doctrinal del Vaticano, la Congregación para la Doctrina de la Fe (CDF), emitió una declaración señalando que es «moralmente aceptable» que los católicos reciban las vacunas contra el COVID-19.  Entre otras cosas, la CDF declaró: que «Todas las vacunas reconocidas como clínicamente seguras y eficaces pueden utilizarse con la conciencia tranquila, con la certeza de que su uso no constituye una cooperación formal con el aborto del que derivan las células utilizadas en la producción de las vacunas» … «la moralidad de la vacunación depende no sólo del deber de proteger la propia salud, sino también del deber de procurar el bien común».  «A falta de otros medios para detener o incluso prevenir la epidemia, el bien común puede recomendar la vacunación, especialmente para proteger a los más débiles y expuestos».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *